Por si algo me ocurriera

Reseña publicada en la revista Caras número 274, 2 de octubre de 1998

por si algoTusquets viene publicando la serie de novelas de Simenon protagonizada por el detective Maigret en una serie especial; y todo el resto -ya van 15 con esta- está en la colección Andanzas. EI relanzamíento de uno de los autores más prolíficos del siglo, especialista en novelas policiales, podría ser solo un fenómeno nostálgico o un acierto de marketing, si es que no se tratara de 5imenon. Y nada mejor que Por si algo me ocurriera escrita en 1955, para probarlo. 5e trata de una novela más negra que policial, en la que no hay prácticamente caso. Está narrada en primera persona, lo que para los habituados a Maigret puede ser una sensación muy rara. Es la novela de un desesperado que descree respecto de la condición humana. Y es, sobre todo, una extraña. violenta y desolada historia de amor, que brilla por su sabiduría vital y su profundo y amargo escepticismo.

Un abogado -Lucien Gobillot- famoso por rescatar de la cárcel a criminales recibe una visita. Una joven de 20 años, Ivette, ha asaltado una relojería junto a una amiga que ha sido ya detenida EI desenlace respecto de ella es inminente. Solo el abogado puede salvarla. Para lograrlo. ella está dispuesta a todo. Esta historia la revela el mismo Gobillot, en un expediente secreto que lleva sobre sí mismo. Es que las cosas nunca son tan transparentes, tan fáciles y sencillas como un intercambio de favores. Es que todos los personajes de Simenon encierran sus propios demonios, y la espiral que se crea en torno de ellos sólo puede producir un clima tan amenazante como para que Gobillot inicie su expediente “por si alga me ocurriera”. Si el principal defecto de Ivette es que el deseo de tener todos los defectos, todos los vicios. todas las debilidades, “es su forma de llenar el vacío”, el de Gobillot es el de sentir una marca que lo diferencia radicalmente de la inmensa mayoría de los hombres. EI relato, desapasionado y con un empeño casi enfermizo por desentrañar sus motivaciones. sentimientos y acciones, avanza a ritmo veloz y siempre en el filo de la desgracia. EI testigo más cercano de la historia es Vivianne, la mujer de Lucien, otro personaje cuya certeza en su poder, en su clarividencia y en su dominio de la escena es su peor enemigo. Gobillot, insensiblemente y sin capacidad de reaccionar, va sumergiéndose en la relación con Ivette. siempre bajo amenaza, y resignado ya a lo peor; pero precisamente lo peor es lo que no se espera y que termina arrasando con todo.

Georges Simenon. Tusquets, Barcelona, 1998. 185 páginas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s