El libro de mis vidas

Reseña publicada en la revista «El Sábado» del diario El Mercurio, 21 de febrero de 2015

EllibrodemisvidasAleksandar Hemon es un escritor de origen bosnio que vive en Estados Unidos desde 1992, cuando ya las guerras étnicas y nacionalistas desgarraban a la antigua Yugoslavia. Ha escrito algunos libros de relatos y un par de novelas ejemplares; sin duda, su proyecto es uno de los más interesantes de la narrativa contemporánea. Esta breve colección de crónicas -escritas a regañadientes, según él mismo indica- admite al menos dos lecturas. Para quienes lo han leído, ilustrará de mejor manera hasta qué punto y cómo su biografía se imbrica en la ficción. Escribí en otro lugar sobre la profunda similitud entre Hemon y Bolaño, a pesar de sus distancias lingüísticas, culturales y geográficas. En definitiva, ambos trabajan sobre el desarraigo como materia prima, y los dos, para usar la feliz expresión de Ignacio Echevarría, son escritores extraterritoriales. En el caso de Hemon, se da, además, que escribe en inglés, una lengua adoptada cerca de los 30 años, y que por eso late en sus libros con una textura original. Desde el desarraigo, desde un punto de vista descentrado. Ambos dan cuenta, como pocos escritores de nuestro tiempo, de la precariedad de la vida actual y de la sensación de desamparo que sacude a tanta gente.

Para quienes no lo han leído, estas crónicas son una excelente introducción a uno de los conflictos más desgarradores y violentos de la post Guerra Fría, las guerras genocidas que se sucedieron en la península de los Balcanes. Hemon vivió los momentos previos y, cuando recién abandonaba la casa familiar, se vio arrastrado por el vértigo de un conflicto que, si atendemos al escritor albanés Ismaíl Kadaré, se remonta a más de un milenio. Hemon escribe con enorme cariño sobre su familia, sus perros, sus primeros empleos, pero detrás de esas crónicas está el latido de la bestia, la sensación de que todo se desmoronará, el aliento de la furia genocida; por ejemplo, en su profesor de literatura, el único que les abría puertas y que luego pasó a ser ideólogo de la peor épica genocida: “Puede que por culpa del profesor Koljevic mi literatura esté empapada de irritada intolerancia ante el parloteo burgués, lamentablemente contaminada de una impotente cólera de la que no puedo desprenderme”. El libro es ejemplar. Pocos escritores se miran con tanto humor y tan poca indulgencia. Y pocos atestiguan, como él, que la literatura puede ser una forma de compromiso más allá de las ideologías.

Aleksandar Hemon. Duomo Ediciones, Barcelona, 2013. 228 páginas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s