El silencio de los animales

Reseña publicada en la revista «El Sábado» del diario El Mercurio, 7 de junio de 2014

silencioLeer al filósofo John Gray es una experiencia que apasiona tanto como inquieta. El largo subtítulo del libro -“Sobre el progreso y otros mitos modernos”- es una buena pista para saber por dónde discurre su pensamiento. Antes de seguir, digamos que Gray tiene esa rara virtud de escribir con claridad sobre asuntos complejos que suele verse en científicos dedicados a la divulgación, pero poco entre los filósofos, y con el añadido de que no se trata de difundir contenidos de la tradición, sino de su manera de ver el mundo. Su frecuente recurso a la literatura para hacer surgir los contenidos de su reflexión es una manera de hacer la lectura más cercana al lector de a pie, pero también acentúa el desconcierto ante la crudeza de su razonamiento. Porque Gray pone en duda, con sólidas herramientas, muchos de los mitos sobre los que se fundamentan las acciones y las creencias colectivas, así como la historia del siglo XX y el presente de la crisis del capitalismo. El mito del progreso, por ejemplo, aludido en el título: esas afirmaciones tan frecuentes en el discurso político de todos los colores, que la humanidad progresa hacia un futuro mejor y que el hombre será cada vez más racional, encuentran aquí un feroz desmentido. “Como la música barata, el mito del progreso levanta el ánimo y embota el cerebro”, escribe Gray, y, en la primera parte del libro, deja en claro que la fe no es una cuestión religiosa, sino también secular, y que cuestionar el progreso se ha convertido en una suerte de blasfemia para el ateo humanista contemporáneo. Más aún, dice Gray, “un tipo de ateísmo que se negara a ensalzar a la humanidad sería un auténtico avance”. Si las frases suenan lapidarias es porque están fuera de los largos párrafos en que el filósofo inglés, nacido en 1948, pone en evidencia toda la fragilidad de la creencia que suele fundamentar tanta construcción ideológica: que el hombre es un ser racional. Su manera de hacerlo, con ejemplos concretos, ideas comúnmente aceptadas, personajes de novela y teorías diversas pasadas por el tamiz de un escepticismo que no se concibe como ideología, sino como método, es demoledora. La segunda y tercera partes del libro analizan, siempre con la misma lucidez, otras formas de la relación del hombre contemporáneo con los mitos. Y si, como Gray afirma, “Racional o no, la vida sin mitos es como la vida sin arte o sin sexo, insípida e inhumana”, habrá que descubrir cómo vivir con ellos.

John Gray. Sexto Piso, Madrid, 2013. 177 páginas.

Anuncios

Un comentario sobre “El silencio de los animales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s