Campo de tiro

Reseña publicada en la revista «El Sábado» del diario El Mercurio, 2 de marzo de 2013

campo-de-tiroEsta primera novela de Leonardo Videla (San Bernardo, 1978) está construida sobre una doble trama, estructura ya clásica a estas alturas. El narrador, un gordito y promisorio estudiante de ciencias, valdiviano afincado en Santiago, es también escritor de ficción; y mientras relata, en primera persona, su participación en un congreso científico en Brasil, también va dando cuenta del avance de su primera novela, una suerte de investigación histórica sobre las aventuras de su tío abuelo en las décadas del treinta y del cuarenta, en Chile y en Alemania y la Unión Soviética. La utopía científica está presente en ambos relatos: en la novela dentro de la novela, se trata de la búsqueda del grano milagroso resistente a la inclemencia del helado clima de las inmediaciones polares y que podría solucionar el hambre en el mundo; en el presente, de la investigación en torno a un reactor nuclear cuyo rendimiento y limpieza de procesos puedan resolver el abastecimiento de energía de manera más o menos definitiva. Hay, en el libro de Videla, un cierto sentido del suspenso y la recurrente intervención del azar para trastocar los planes y abrir al menos una parte de la doble trama hacia giros inesperados. Más interesante es el retrato del protagonista y sus indecisiones, o más bien su pretensión de fundar una vida sobre el no elegir (y ya se sabe que es una pretensión completamente destinada al fracaso, la vida siempre empuja de alguna manera hacia uno u otro lado). La novela, por momentos, se muestra dispersa y errática, especialmente en el relato del presente, que queda sembrado de subentendidos y misterios que nunca se aclaran. Es muy sana, de todos modos, la autoironía del narrador, que se pregunta, hacia el final del libro, si todo aquello de ligar la crónica local valdiviana con la Segunda Guerra Mundial puede ser “pura pretensión aspiracional, un rasca deseo de inscripción en el Aparato Literario Universal”. No es para tanto, claro. Campo de tiro es un libro bien escrito, con un estilo definido que privilegia la claridad, y tiene momentos brillantes, pero también acusa deficiencias que bien pueden ser atribuidas a la inexperiencia del autor en el género novelístico. Con todo, es una voz a tener en cuenta; Videla se arriesga, tiene imaginación (tanto libro de autor joven que parece comentario y paráfrasis de textos de otros) y sabe escribir. No es poco para empezar.

Leonardo Videla. Alquimia Ediciones, Santiago, 2012. 187 páginas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s