Naufragios en el Océano Pacífico Sur

Reseña publicada en la revista «El Sábado» del diario El Mercurio, 14 de abril de 2012

«Siete semanas llevaba el Mary Rogers entre los 50° sur, en el Atlántico, y los 50° sur, en el Pacífico, lo que significaba que llevaba siete semanas luchando por doblar el Cabo de Hornos». Así comienza Rumbo al Oeste, un magistral cuento de Jack London que da cabal cuenta de lo que significaba navegar a vela por los mares australes. El Mary Rogers del cuento sobrevive, pero decenas de navíos sucumbieron debido a las embravecidas tormentas que agitan esas aguas. La quebrada costa de Chile hasta Chiloé y el extenso litoral continuo que se prolonga hasta Arica han sido también testigos de centenares de naufragios, ya sea por traicioneras corrientes, súbitas tormentas, maremotos, incendios debidos a cargas peligrosas, tanto en la era de la navegación a vela como en tiempos más recientes, cuando poderosos motores fueron incorporados a los navíos. Este monumental trabajo de investigación se adentró en archivos históricos, ministeriales y navales, entre otros, para recapitular la historia de esos naufragios. Sobre algunos hay más información; de otros, el relato es más parco, pero de todos modos el dramatismo de la situación se impone.

Cada tomo está dividido a su vez en subzonas, que incluyen una detallada introducción histórica, geográfica y económica. Lo interesante de la mirada de conjunto es que el libro se propone mirar a Chile desde el mar, desde donde “la cordillera se convierte en horizonte”. La historia tradicional del país es la de los valles, de la hacienda, del desarrollo de los núcleos urbanos; este libro se propone variar el enfoque y mostrar de manera sistemática y detallada qué ha significado el hecho de ser un país con un litoral tan extenso y relevante para su desarrollo económico y social. El rescate de los naufragios documenta además la antiquísima batalla del hombre por dominar un medio que no es el suyo y que ha proporcionado a la literatura y el cine relatos iluminadores y en ocasiones terribles. London y Melville navegaron en estas costas; Francisco Coloane las convirtió en la materia prima de sus novelas y cuentos. En este libro, la precisión histórica sustituye a la ficción, pero sin duda que más de alguna historia rescatada por los autores alimentará la construcción del territorio imaginario de Chile, ese mapa que a veces es todavía más revelador.

Carlos Bascuñán, Magdalena Eichholz, Fernando Hartwig. Taurus/Dibam, Santiago. Tomo 1, 2011, 837 páginas; Tomo 2, 2012, 939 páginas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s